domingo, 20 de noviembre de 2016

Xuntanza Fillos de Ourense - Desde 1997



Este post lo hago a modo de recordar un poco lo que ha sido para mi el formar parte de la Banda de Gaitas Xuntanza Fillos de Ourense, desde el año 2000 hasta el 2014, donde me retiro formalmente de la banda, de tal forma que con este post nunca me olvide de estas personas y estos momentos que formaron parte de mi vida por más de una década.




La banda de Gaitas XFO nace el 27 de mayo de 1997, fundada por Laura Rodriguez, Isabel Rodriguez y Jonathan Casal, este ultimo seria su director desde 1997 hasta que le deja la labor a Jose Miguel Vazques Rey, quien asume la dirección de la banda en 2010 hasta el 2012, donde la banda deja de funcionar durante más un año.

Primeros Pasos 2000 - 2005:

Cuando entro a la banda lo hago en contra de las recomendaciones de mi padre, quien siempre me decía que una gaita era demasiado costosa. Así que con 13 años fui en busca de ayuda con la Sra Ángela, quien me mandaría a hablar con Jonathan Casal, ya que en la banda se prestan instrumentos y trajes para que pueda participar cualquiera, en el 2000 a principios de año me inscribo en la banda XFO. Quien diría que poco después de entrar en la banda, seria mi padre quien más ánimos y apoyo me daría durante mi desarrollo como gaitero, ya que el estar tantas noches hasta altas horas de la noche esperando a que saliera de ensayar se vuelve un apoyo incondicional que un GRACIAS!!! simplemente no alcanza a cubrir. 

Una vez inscrito y asistiendo regularmente a los ensayos comienzo a aprender el repertorio básico, en esta etapa las canciones te las anotaba alguien en un pedazo de papel, en un sistema propio del director Casal, el cual es mucho más sencillo de aprender que la teoría y solfeo clásicos. Los ensayos se realizan con una flauta dulce amarilla, lo que llamamos "la escuela de gaita", era una de las mismas flautas que usaba en mi colegio, cuando estuviera diestro con las canciones te prestaban una gaita para que practicaras unos minutos antes del ensayo de la banda.

Justo antes de que me dieran la gaita, la banda sale al Campeonato X de Gaitas en el año 2000, y ganaron ambas categorías en las que participaron:

 -  Primer clasificado Novel
 -  Primer clasificado Galicia exterior

Esto me dio muchos ánimos para aprender a tocar, al punto que le pido a la banda una gaita para llevarme a casa y poder ensayar mientras ellos están de viaje. Cosa que me trajo más de un inconveniente con mis vecinos, quienes se quejaban constantemente del ruido, ya que de forma constante todas las tardes de 4 a 6 atormentaba a mis vecinos con chillidos y ruidos molestos, ya que aun no lograba sacarle ni una sola nota a la gaita. 

Cuando la banda retorna a Venezuela, en menos de un año me logro incorporar a las filas de la banda y salir de la escuela de gaitas. Comienzan a preparar el viaje para el próximo campeonato de Bandas de Gaitas, faltando 3 meses para salir a España, la banda realiza audiciones para ver quienes podrán participar, y se ensayaba los viernes por la tarde, los sábados en la noche, y los domingos en la mañana, durante estos meses el bachillerato y la banda consumen el 100% de mi tiempo y el de mis padres a quienes siempre agradeceré por su paciencia y su apoyo.

La banda participa en el Campeonato XI de Gaitas en el 2001 donde obtuvimos Primer clasificado Galicia exterior y el Segundo Lugar en la Categoría Cuarta.  

Este viaje fue la primera vez que visite Galicia, y me dio mucha alegría poder hacerlo con la banda, disfrutamos de muchas fiestas en las cuales tocábamos y nos dábamos cuenta de que la emoción que sienten los gallegos emigrantes en Venezuela cuando escuchan una gaita, es la misma que se despierta en la gente en Galicia cuando nos escuchaban tocar. De este viaje recuerdo con mucho cariño a la alcaldesa de Ramiras, quien nos atendió estupendamente.

Durante un desayuno en este viaje, Abel estaba luchando por abrir un sobre de Colacao, y esta lucha termino con el chocolate sobre su camisa blanca, lo más cómico fue que después que su hermana le ayudara a lavar la camisa blanca cinco minutos antes de salir, la llevamos colgando de la ventana del autobus, todo el trayecto desde Ourense hasta Lugo, intentando que se secara lo más rápido posible, menos mal que se secó y logró tocar esa tarde, nuestro director Jonathan no encontraba la gracia en la situación.

Cuando estábamos esperando en Lugo, para tocar en el campeonato estaba realmente nervioso, me intimidaba muchísimo ver a los jueces que se te acercaban y evaluaban la actuación de la banda. Pero después de esto la presión bajó muchísimo y nos dedicamos a viajar por Lugo y Ourense tocando en pueblos y ferias, lo cual fue realmente genial.

Pero en temas menos formales después del campe recuerdo a estar bailando y bromeando a las 3 de la mañana, ya que cuando llegábamos al albergue la fiesta no paraba. Y Jonathan a cada rato salía de su habitación para decirnos que durmieramos y que dejáramos el ruido, pobre realmente durmió poco en este viaje.

Regresamos a Venezuela con un sueño cumplido, un triunfo en las manos y ganas de seguir avanzando.

Torneo de Gaiteros Solistas en Venezuela 2006:

Este año 2006 tuve la dicha de participar en el torneo de gaiteros solistas, organizado por la Hermandad Gallega de Valencia, en colaboración con todas las bandas de gaitas del país.

Y la verdad es casi no llego a ir, ese día tenía un examen final en la universidad, así que al salir tome un taxi el cual me dejo botado en el Peaje de Tasón. Entonces comencé a caminar buscando en el tráfico al autobús de la banda, cuando escucho a los muchachos llamarme a gritos desde el otro lado del peaje fue cuando corriendo me monte en el autobús donde la banda me prestó una gaita para poder participar en el torneo. Llegamos a Valencia en un mar de nervios y emoción y comienza el primer gaitero a tocar. 

Esta era la categoría de los "chiquitos" de 9 a 13 años, y no podía creer lo bien que sonaban, estaba contento por no estar en esa categoría ya que la competencia fue muy reñida, al mismo tiempo estaba aterrado pensando en cómo sería la categoría de "mayores" de 14 años en adelante. Cuando termino como el décimo Gaitero de mi categoría solo quedábamos Jose Miguel Vazquez y yo, ambos de Xuntanza Fillos de Ourense, y la verdad es que cuando el subió y toco yo pensé que "no tenia vida" ya que la jota que toco era muy compleja y sonó perfecta. Total armado solo con una gaita prestada, mucho miedo y un mar de ilusión comencé a tocar una pieza que se llama Danza das Viñoas, al finalizar cuando dan los resultados no me cabía el corazón en el pecho al saber que quede en primer lugar como mejor gaitero solista. 

Se otorgo una réplica de una palleta en oro al primer lugar y en plata al segundo. Este evento se acompaño con un especial cultural en la hermandad gallega de Valencia, donde tuve la dicha de interpretar como solista la misma pieza que lleve al torneo.

Trabajo Discográfico:

La Banda XFO tiene dos trabajos discográficos publicados, los cuales ya están disponibles:




La Banda XFO 2007 - 2010:

Primero que nada hay que agradecer a mis Padres, por esperarme tantos días en la hermandad gallega hasta altas horas de la noche, debido a ensayos y actuaciones, y por siempre darme el apoyo incondicional en casa sin el cual nunca hubiera podido hacer nada. Además hay que agradecer a mis vecinos quienes soportaron el proceso de aprendizaje y ensayos en casa, cosas que créanme fueron traumatizantes y molestas para ellos. 


Cuando formas parte de un grupo de personas, ya es difícil salir sin tener una historia o dos. 

Desde pequeños siempre nos enfrentamos a figuras de autoridad, maestros, padres, etc. Pero ninguna como Jonathan, ya que el nos exige desde pequeños un comportamiento de seriedad y disciplina en las filas de la banda, y es que para imponer la disciplina el utilizaba castigos militares, como pasar media hora bajo el sol con el traje formados para que aprendiéramos a no salir de formación si el no nos da permiso, o una charla de 3 horas por reírnos de una señora que se cayó en un boda y se llevó al novio y al padrino con ella, y es que el nos prohíbe reír mientras estemos en formación, por respeto al público que nos observa. Y es que el respeto, la disciplina, la excelencia y la responsabilidad eran los valores que se respiraban tanto como músicos como personas en la banda, y por estas lecciones siempre agradecer a Jonathan Casal.

No olvido los famosos cambios de sitio que se nos aplicaba en formación para que no habláramos mientras esperábamos para tocar, para que nadie se distrajera con otras cosas por fuera de la música, aunque esto nos permitió conocernos entre nosotros. Y no puedo dejar pasar el famoso "Yo te dije que fueras al baño, porque no fuiste cuando te dije" sobre todo de este mal sufrían las niñas. Y por muy mal que le pueda parecer a cualquiera, funcionaba, ya que nosotros siempre fuimos elogiados por nuestro orden, por nuestra presencia y por nuestra educación en eventos importantes, a los que el embajador de España en funciones solía invitarnos. Creo que hoy más que nunca nuestro país, necesita valores como estos, ya que se ha perdido el respeto a todo.


Una de las cosas que teníamos como costumbre era afinar justo antes de comenzar cualquier actuación, y hay que dejar claro que una de las cosas más difíciles es afinar correctamente una gaita, y es por esto que en muchísimas ocasiones se nos veía en el estacionamiento del CCCT o el Melia afinando antes de entrar a tocar, y nunca faltaba un curioso que dijera "ustedes son escoceses?" a los que siempre se les respondía en tono canson "GALLEGOS!!!!".

En un evento en el Junquito, recuerdo que fuimos a montar a caballo, y Ruben sufrió una caída, el pobre se rompió un brazo, pero mientras estaba en el suelo siendo atendido por los paramédicos y todas las personas tanto del alquiler de caballos y los representantes que fueron con nosotros y el director Jonathan, tenia no menos de 30 personas a su alrededor, y el estaba muerto de la risa diciendo que no le dolía el brazo, aun así se lo llevo una ambulancia directo al hospital. Tres meses después se incorpora nuevamente a las filas de la banda recuperado y con ganas de tocar.

Por ejemplo recuerdo una actuación que tuvimos en una boda en Puerto La Cruz, la única vez que nos llamaron a tocar cerca de la costa, donde Dairina sufrió un golpe de calor, y cayó de cara al piso. Durante la confusión había una señora desesperada por darle aire a la chica desmayada, pero en realidad estaba haciendo lo contrario ya que le bloqueaba el aire que le daban los sendos ventiladores que la gente intentaba apuntar hacia ella. Inmediatamente Jonathan se llevó a Dairina al hospital ya que se rompió la nariz, por el golpe que se dio contra el suelo, hay que decir que ella es bastante alta y la caída fue sonora. Pero gracias esto logramos armar una buena fiesta en el hotel mientras regresaban del hospital, y al día siguiente compartimos en la playa bastante. Fue un viaje excelente.

Otra de las cosas que nunca olvidaré, es el viaje a Barinas cuando estábamos realizando la sesión de fotos del disco Caballo Viejo, y compartimos con los músicos del Tío Simón, realizamos viajes en canoa, tuvimos la oportunidad de ver animales como guacamayos, tucanes, serpientes, vacas, caballos, vaquiros, y muchos otros que son típicos en los llanos de Venezuela. Este fue el mejor de los viajes a nivel nacional, ya que montamos a caballo con los trajes y tuvimos muchos momentos muy divertidos.

Uno de los momentos emocionantes que más recuerdo fue la primera vez que tocamos la Muñeira de Alegría con Gaélica, en la época en que Jonathan era parte de esta agrupación tocando la gaita. Era para nosotros la primera vez que teníamos en nuestro repertorio "música celta" que salia de lo tradicional gallego, costo mucho ensayo y mucho esfuerzo que saliera bien, pero fue un éxito rotundo.

Cuando se funda la banda de gaitas de la hermandad gallega de Valencia, para nosotros fue una sorpresa enterarnos que compartían el mismo instructor de gaitas, y en realidad al principio siempre tuvimos una pequeña rivalidad por ver quién podía sonar mejor las mismas canciones. Pero eso quedó de lado cuando comenzamos a viajar juntos a conocernos y tocar en conjunto en las mismas tablas. Y la verdad es que hicimos una amistad muy bonita con los integrantes del grupo de la Hermandad Gallega de Valencia, un abrazo para todos ellos.

Para mí la mejor época en la banda fue durante la grabación de Caballo viejo, debido a los viajes, a las largas jornadas de ensayo, y al compartir tan genial que se dio entre los integrantes. Con cariño recuerdo a Jose Miguel Vazques, Bianca Vera, Abel Diaz, Irene Regueiro, Christian Gonzales, Ruben Gonzales, Karina Estevez, Fatima Diaz, Pedro Lopez, Yenni Marnotes, Maripili Marnotes, Sonia Saeta, Wajari Velasquez, quienes poco después de que Jonathan dejara la banda también saldrían a formar parte de nuestro público. Mis mejores deseos y saludos a todos donde quiera que se encuentren.

Tengo que decir que esta no es toda la historia, ni todos los logros de la banda, son solamente en los que participe directamente, y los que recuerdo con más intensidad, se me pueden olvidar muchísimas cosas, y es que hay que tener presente que todos crecimos en esta institución que nos deja un legado sobre cómo ser mejores personas y sobre nuestros orígenes gallegos. 

La banda tiene un sin fin de actuaciones y momentos que me acompañaran siempre. Pero como todo en la vida yo ya he terminado mi etapa en la Banda XFO, y desde Enero del 2015 decido salir de las filas, devolver el traje y pasar a formar parte del público. Siempre seguiré emocionándome cada vez que ve a estos chicos tocar, y es que es fácil sacar al gaitero de la banda, pero es muy difícil sacar a la banda del gaitero.

Con cariño para todos los antiguos y futuros integrantes de la Banda de Gaitas Xuntanza Fillos de Ourense.